Donar óvulos: altruismo y solidaridad de mujer a mujer

Donar óvulos: altruismo y solidaridad de mujer a mujer

Sin ellas (las donantes), no sería posible. Cada año en Cataluña, en España y en el mundo, nacen muchos niños gracias a la solidaridad y altruismo de muchas mujeres que dan sus óvulos (1 de cada 3 tratamientos de Reproducción asistida son por donación de óvulos). En Embriogyn desde hace un tiempo hemos impulsado el programa “dónaadona” para dar a conocer la donación de óvulos, pero también para hacer un reconocimiento a estas personas que donan desinteresadamente.

La situación es que hay muchas mujeres o parejas que no pueden conseguir tener un hijo de forma natural, y sólo otra persona puede compensar esta carencia. Por mucha ciencia y medicina, sin la donante no podría existir nada, y eso las hace grandes como personas porque hacen posible que otras mujeres puedan lo que más desean en la vida.

Como centro somos muy conscientes de la importancia de este primer paso de donación y por eso cuidamos mucho a las donantes desde todas las vertientes (médica y emocional) para que no sufran ningún riesgo. Pensamos que cuando una persona hace este paso y quiere dar, se merece más que nadie que la cuiden.

Nosotros, en Embriogyn nos convertimos en los facilitadores e intermediarios de todo este proceso, que hará que al final se cierre el círculo con el nacimiento de un niño.

Pero el proceso implica unos requisitos que deben cumplirse, y no todas las donantes acaban siendo aptas. En Embriogyn no todos los casos de donación siguen adelante; a veces porque después de la explicación inicial no interesa, otros porque no se cumplían los requisitos médicos o psicológicos, otros por no mostrar suficiente interés o por falta de seriedad (no queremos que se abandone el tratamiento a la mitad) u otros para la propia seguridad médica o psicológica de la donante. Esto muestra la importancia que damos a la selección y la asignación entre donante y receptor, y la altísima vigilancia médica que llevamos a cabo porque somos muy conscientes de todo lo que hay detrás.

En principio, pueden ser donantes las mujeres de entre 18 y 35 años de cualquier nacionalidad que no tengan enfermedades. El proceso dura unos 12 días con la necesidad de hacer un día de reposo. Antes del tratamiento se hace un estudio médico a la mujer, que aparte de servir para determinar si es apta o no para el proceso, sirve también a la donante para saber cómo se encuentra de salud. La donación es anónima, y la ley establece una compensación económica igual en todas partes, por las molestias ocasionadas.

Si eres mujer, y quieres hacer un acto de solidaridad, interésate en ayudar a otras mujeres, realmente puedes hacer muy feliz a otras parejas.

Servicio de Reproducción Asistida / Embriogyn