La erupción de dientes de leche y el flúor

ERUPCION DE LOS DIENTES DE LECHE Y EL FLÚOR

La erupción o exfoliación dental de los dientes temporales (dentición que está en la boca de los niños desde los 8 meses hasta los 12 años aproximadamente) suele generar alguna incomodidad, sobretodo en la erupción inicial, entre los 8 meses y los 20 meses aproximadamente.

La erupción dental se inicia con la salida de los incisivos centrales inferiores (7-8 meses de edad) posteriormente los siguen los incisivos centrales y laterales superiores y termina la cara frontal con la erupción de los laterales inferiores. Más o menos es el patrón a seguir en una erupción normal, sin embargo cada niño lleva un ritmo particular.

En algunos casos, por lo general pocos, el proceso de erupción va acompañado con ciertos síntomas que generan malestar e incomodidad en nuestros niños, es bueno identificarlos y mantenerlos bajo control, saber que no representan un problema de salud y que son parte de un proceso fisiológico, en muchas ocasiones son procesos que coinciden o favorecen la erupción, nada más.

Hay algunos síntomas que te ayudarán a saber que a tu bebé está a punto de salirle el primer diente:

  • Babea más de la cuenta.
  • En muchas ocasiones, la salida de los dientes se acompaña de la aparición de cacas ácidas que provocarán que se escueza con más facilidad.
  • También es posible que le coincidan con un cuadro vírico o un aumento de su temperatura corporal.
  • Se lo lleva todo a la boca y lo muerde con mucha fuerza.

Existen algunas alternativas para aliviar estos síntomas:

  • Analgésicos dentales en modo de geles que se aplican directamente en las encías.

Analgésicos dentales en modo de geles que se aplican directamente en las encías

  • Antiinflamatorios orales para mejorar los síntomas y el malestar clínico.

Antiinflamatorios orales para mejorar los síntomas y el malestar clínico

  • Mordedores de silicona.

Mordedores de silicona

  • Iniciar una higiene dental para evitar que se acumule placa bacteriana sobre las encías “adoloridas” por el proceso de erupción.

Higiene dental niños

FLÚOR Y SUS BENEFICIOS

Estadística alarmante: el 77% de los niños de 3 años ya tiene al menos una lesión de caries en la boca.

Hablemos un poco del flúor y sus beneficios, la aplicación de flúor se debe de iniciar cuando el especialista en odontología te lo recomiende. El flúor es un elemento natural que se encuentra en la corteza terrestre y tiene una distribución extensa en la naturaleza. Algunos alimentos y depósitos de agua contienen flúor. A menudo, se agrega flúor al agua potable como elemento reductor de las caries. En la década de los 30, los investigadores detectaron que las personas que tomaban agua naturalmente fluorada presentaban un número de caries menor (dos tercios) que las que vivían en zonas de agua no fluorada. Los estudios realizados han demostrado repetidas veces que si se agrega flúor a los depósitos de agua de la comunidad, el número de caries en la población disminuye. La ADA (Asociación Dental de EE.UU.), la Organización Mundial de la Salud y la Asociación Médica de EE.UU. entre otras organizaciones, han recomendado el uso de flúor en los depósitos de agua debido a su efecto contra las caries.

¿Cómo trabaja el flúor?
El flúor previene las caries de dos formas:

  • Se concentra en los huesos y en los dientes en desarrollo de los niños y fortalece el esmalte de los dientes de bebés y adultos antes de que erupcionen.
  • Ayuda a endurecer el esmalte de los dientes que ya han erupcionado. Trabaja en los procesos de desmineralización y remineralización que naturalmente ocurre en la boca. Después de comer se producen ácidos que ocasionan la desmineralización: una disolución del calcio y el fósforo que se encuentra debajo de la superficie dental. En otros momentos se produce exactamente lo opuesto, la saliva ayuda a reponer el calcio y fósforo que conservan la fortaleza de los dientes. Este proceso se denomina remineralización. Cuando el flúor está presente en la remineralización, los minerales depositados son más duros y ayudan a fortalecer sus dientes evitando la disolución que se produciría en la próxima fase de desmineralización.

¿Cómo se puede aplicar?

El flúor dental se encuentra en las pastas de dientes, variando su concentración en función a la edad y especialización de cada pasta, también está presente en colutorios y en los geles que se aplican en las consultas dentales 1 o dos veces al año según convenga en cada caso clínico (existen variables que afectan como la higiene, el riesgo a caries entre otras). Existen estudios científicos que afirman que la aplicación tópica del flúor es lo que reduce en gran medida el riesgo de formación de caries y que el flúor ingerido solo es relevante antes de la formación y erupción del diente. Es importante tener en cuenta que en la fase preeruptiva, cuando se están formado los maxilares, si hay un exceso de flúor se produce un afluorosis dental que desencadena en un esmalte poroso y débil.

Existen dos técnicas de aplicación de flúor tópico en consulta:

  • Con cubeta: se aplica el gel de flúor en una cubeta de silicona que el paciente muerde y la llevará durante 5-10 min. Se retira el exceso y se dan indicaciones posteriores (no comer ni enjuagarse en 30 min.) Es completamente indolora.

Aplicación tópica del flúor con cubeta

  • Sin cubeta: con un abreboca se aplica directamente el flúor con un pincel en todas las caras de los dientes del paciente, se espera unos 5-10 min. y las indicaciones posteriores son similares en ambas técnicas.

La erupción de dientes de leche y el flúor

La recomendación es visitar tu odontólogo de confianza que será el que te recomiende el mejor tratamiento. Ante cualquier duda visítanos y te aclaramos todo con gusto.

Politica de privacidad Aviso legal Politica de privacidad y normas de blog Política de privacidad en redes sociales política de cookies